viernes, 31 de diciembre de 2010

Balance de una década

Hoy se termina el año, y con él se cierra una década, que pasará a la posteridad por su falta de esencia. Es una década sin pena ni gloria, donde ha triunfado lo efímero, el egocentrismo y los sentimientos con fecha de caducidad. Sin música que represente a los años '10, podemos definir este período de tiempo como el mas absurdo de la Historia. Las relaciones personales se han limitado a ver quién tiene más agregados en las diferentes redes sociales, en un aislamiento y un ostracismo nunca visto antes. El triunfo de la sonrisa falsa e hipócrita para quedar guapos en las fotos de perfil ha sido una tónica demasiado habitual, y la cultura del todo vale,los logros sin esfuerzo y la fama sin oficio ni beneficio han convertido a la sociedad en gente hedonista que sólo se preocupa del placer, de los derechos, y que es incapaz de madurar o respetar al resto, sea diferente o no. Centrados en el más puro materialismo del dinero o los cuerpos perfectos, las relaciones se basan en el peloteo más servil, y en el logro de lacayos y acólitos, olvidando y dando de lado a la amistad, y que podemos discrepar, incluso disidir de lo que nos ofrece el resto sin rechazar a nadie. Sinceramente, deseo despedir este 2010, y abrazar el nuevo año, la nueva década, con muchas esperanzas, con muchos deseos, y todos y cada uno de ellos buenos y esperanzadores.

jueves, 30 de diciembre de 2010

Menos información, más basura

En el momento de escribir esta columna, apenas han pasado veinticuatro horas desde el cierre de CNN+, una emisora que me gustaba, por su variedad de contenido informativo, y con una altísima calidad en los mismos. Sin embargo, ayer a las 12 de la noche, fui testigo de su última emisión. Que cierre un medio de comunicación es triste, pues la pluralidad se vuelve un poco meno plural, valga la redundancia, y el pensamiento algo menos libre, ya que es más fácil condicionar la opinión si existen pocas formas de entender, redactar o informar sobre la misma noticia. Pero que la calidad sea sustituida por una mierda de canal como es la emisión de 24 horas de Gran Hermano, dice mucho de la catadura moral de las corporaciones empresariales que se dedican a explotar el sector audiovisual.Puedo entender que quieran adoctrinar a las masas, para hacerlas más sumisas aún si cabe, para evitar que cuestionen, ya sea el poder, la oposición o cualquier otra cosa,aunque bien es cierto que no lo comparto, motivo por el cual critico esta decisión empresarial. Lejos de construir una televisión de calidad, observamos como se niegan a hacerlo, diciendo al público que debe ver y no escuchando qué desea ver. Hace años que estoy harto de consumir mierda porque estos cuellos blancos opinan que un millón de moscas no pueden equivocarse al comer de la misma.

Tontos de las letras, resabidillos y maestros de incultura

Existe una costumbre en los últimos tiempos que, lejos de sorprenderme, no me pilla de improviso, pues no es de extrañar. Hablo de escribir, analizar y diseccionar el mundo del tebeo. A través de tesis doctorales, profundos estudios o ensayos, se mira con lupa todo lo que rodea a la viñeta y su entorno. Una labor loable donde la haya, y necesaria... de no ser porque quienes versan su literatura en este ámbito, lo hacen sin tener ni reparar sobre el tema, o haber leído más allá de Carpanta, Zipi y Zape o Mortadelo. Si bien hace unos meses era cierto escritor de cuyo nombre no quiero acordarme el que se vanagloriaba de no haber leído ninguno en su vida pese a escribir sobre ello, hace unos días, otro columnista de ABC planteaba la idea de que la filosofía en los cómics era inviable, quedándose en la superficie y queriendo imponer, una vez más una cultura de primera y de segunda clase. Me pregunto por qué no se encargan estos artículos a entendidos y/o estudiosos, y se los ofrecen a quienes tienen un total desconocimiento sobre el medio, los cuales ni siquiera se molestan en tenerlo. A mi manera de ver, para escribir sobre un tema, se debe conocer, pues de lo contrario flaco favor se hace. Dejar en manos de pedantes intelectuales los análisis de los tebeos, no sólo es una irresponsabilidad, sino una tontería más grande que un piano, ya que para ellos, cualquier cosa que incluya ilustraciones ha de estar destinada al público infantil, cuando todos sabemos que no es así.

lunes, 27 de diciembre de 2010

Jamón, moros y cristianos

Cuando el esperpento, la anécdota y la ridiculez se transforman en cosas serias y ofensivas, cabría reflexionar qué esta fallando. No hace muchos días, un niño de religión musulmana se sintió ofendido porque su profesor habló del jamón en clase, mientras explicaba el clima de una zona determinada de España, llegando sus padres a denunciarlo por este hecho, un acto tan absurdo como totalitario, intransigente o intolerante. Olvidaron, no quisieron hacer caso o conocer a Cervantes cuando ponía en boca del Quijote aquella frase que le dirigía a su escudero, Sancho, para indicarle que donde fuese hiciese lo que viere, negándose a adaptarse a una sociedad donde la mayoría es vapuleada no por una mayoría diferente, sino por individuos que no entienden de respeto y sí lo exigen. A mí, poco me importa la religión de ese impúber ofendido, pues pienso que cada cual puede y debe creer en lo que desee o le hayan educado. Lo que no voy a consentir es que por un comentario que sirve de ejemplo para una explicación se ponga en entredicho a un profesor. Por esa regla de tres, películas como Pulp Fiction o Babe el Cerdito Valiente deberían estar prohibidas o censuradas, pues la primera tiene un excelente diálogo de Samuel L. Jackson con John Travolta sobre el cerdo, y la otra que me sirve para ilustrar, está protagonizada por uno. De no ser por este clima de intolerancia reinante, con todo políticamente corresto, me echaría a reír por la gilipollez de un niño que lo único que ha aprendido es a imponer su criterio, sin importarle el del resto.

Niña Repelente: Episodio 12

sábado, 25 de diciembre de 2010

Poema de Navidad: Oh, Laica Navidad

¡Oh, Laica Navidad!
Compra.
Si no tienes dinero
que te den,
pero en estas Fiestas,
los excesos a tutiplén.

¡Oh, Laica Navidad!
Bebe.
Todo lo que puedas aguantar,
para el día siguiente
ni siquiera poderte levantar.

¡Oh, Laica Navidad!
Come.
Sin parar y hasta reventar
con los langostinos y las gambas
el apetito no se saciará.

¡Oh, Laica Navidad!
Consume.
Sin espíritu ni .
Porque no importa,
porque sólo importa
que estamos en Navidad.

Felices Pascuas


Como cada año, llegan estas fiestas cargadas de espiritualidad, aunque se empeñen en hacernos ver que son las fechas del Papá Noel y los regalos. Aún así, de todo corazón, te deseo, querido lector, querida lectora, Felices Pascuas.

martes, 21 de diciembre de 2010

Declaración de principios

Cuando escribí este artículo, hacía más de tres años que no opinaba escribiendo. En honor a la verdad, todavía me pregunto por qué estuve tanto tiempo sin hacerlo. Es muy probable que me cansase de ver que el mundo no evoluciona, o no tuviese nada que decir, quizá empecé a observar. En aquella ocasión escogí el amor como tema de columna, o mejor dicho, el desamor. Ha llovido mucho desde que empecé en los primeros chats de Internet o el móvil, una época en la que he conocido a muchísimas personas, he forjado grandes lazos de amistad e incluso me he enamorado. Tras muchísimas charlas, escuchando diferentes historias, sigo quedándome sorprendido cuando muchas mujeres, la mayoría diría yo, tienen miedo de amar, ya que sus parejas las han engañado, no les han prestado atención o vete tú a saber. Han quedado tan tocadas que son incapaces de amar, renunciando por ello a la felicidad. Tan doloroso como real. Durante estos años no he dejado de preguntarme cómo se puede mantener una relación, sin mimos, detalles o amor, propiamente dicho. No sé si será sólo por el interés o el sexo vacío, llegando a la conclusión de que eso no es amor, sino necesidad, una necesidad exigida por una madurez y una apariencia, un egoísmo insano y una mentira hacia ellos mismos, que son incapaces de reconocer. No piensan más que en ellos y resarcir su ego, mientras ellas lloran, cierran su corazón y tienen miedo a que el amor verdadero entre en sus vidas... Sigo sin entenderlo. Si amas, te entregas al cien por cien, o no ames. Es innecesario el daño con la necesidad de exhibir trofeo o considerarla una propiedad. La mujer es un ser maravilloso que se merece todo, aunque sea poco para ella, y herirla conscientemente, me parece de una gran mezquindad. Ser pareja de una mujer es compartir, amar, mimar, ser detallista con ella, hacerla sentir reina y feliz. Todo lo demás es necesidad, egoísmo y dolor. Nunca amor.

lunes, 20 de diciembre de 2010

Neoesclavismo

Retomando un poco el pulso a la actualidad, algo que tenía olvidado por lo poco interesante que me parecía tanta falta de ética y vergüenza, quiero poner el grito en el cielo con tanto abuso por parte del poder, tanto el que nos gobierna, como el que nos rige. Estoy más que harto de que un Ejecutivo que dice ser de izquierdas se rinda ante un capitalismo que quiere convertir a los trabajadores en esclavos, recortando sus derechos más elementales, y sus escasas pensiones, cada día más lejanas, pues no dejan de subir la edad de jubilación, o tratar de establecer jornadas laborales abusivas, exigiendo que la sociedad se apriete el cinturón, renuncie al estado de bienestar y se dedique a trabajar sin dar oportunidad de desarrollar el empleo, mientras ellos no dudan en despilfarrar, agotar y gastar vergonzosas cantidades de dinero en caprichos, viajes innecesarios y cuánto les plazca. No debemos olvidar que la esclavitud fue abolida hace muchísimo, y lo que pretenden estos fascistas disfrazados de socialistas es reinstaurarla, ante lo cual es necesario concienciar a la sociedad civil, informarles de ello y hacerles ver que no podemos permitir estos desmanes, este insulto a la Democracia y todo lo que representa, las gentes que murieron por ella, por nuestros derechos y libertades, por una sociedad de bienestar.

viernes, 17 de diciembre de 2010

Actos a los que no se debe faltar

Hoy he estado en la presentación del libro Sevilla, sin Mapa, de mi querido amigo Fernando Iwasaki, en el Hotel Alfonso XIII de Sevilla. En esta ocasión, la cita se trataba de un deber ineludible, una obligación, pues siempre he pensado que los amigos debemos apoyarnos en todo momento, y en actos como el de hoy, mucho más, donde acudí acompañado por otro amigo, y coincidí con una amiga, personas que tengo en una altísima estima. Motivado por las palabras de su autor, no veo el momento de sumergirme en las páginas de su libro, para disfrutar con una visión mucho más completa de la capital hispalense, que complementa a la perfección la que ya poseo, y voy descubriendo día a día cuando recorro sus calles, ya sea solo o acompañado. La conferencia a la que he asistido hoy no es una más, ya que me ha hecho muchísima ilusión poder asistir a ella, pues es la primera vez que veo a Fernando de autor, algo a lo que no me tiene acostumbrado, pues lo habitual suele ser que él presente la obra. Sólo puedo escribir palabras de elogio y agradecimiento en esta columna diaria, pues en este día que termina mientras redacto estas líneas, he tenido la suerte de vivir una de las más maravillosas experiencias que la vida me ha regalado.

jueves, 16 de diciembre de 2010

Navidad sin esencia

No sé qué está sucediendo con las Navidades, puesto que se han convertido en una fiesta vacía, hueca y sin sentido, donde sólo importa ser felices y hacer regalos. Aunque no me gustan nada estas fechas, no dejo de reconocer que tratar de robar la parte espiritual para hacerla laica y evitar las ofensas a otros credos es una ofensa en sí, valga la redundancia, pues sólo se convierte en un motivo para gastar dinero y consumir de forma compulsiva, adoctrinando a las personas en el egoísmo más individualista y una competición por hacer el regalo más caro, todo lo contrario que estas Fiestas promulgan, pues el mensaje de amor, hermandad y felicidad se reduce a una tarjeta enviada, un mensaje de texto o un e-mail. Triste y desolador. Real. Superficial en esa esencia de la que hablo. Cuando veo las películas tradicionales de estas fechas o releo la Canción de Navidad de Dickens, me pregunto por qué nadie reacciona ni tiene visitas para que le hagan ver a la Navidad. Es cierto que cuando hay una silla vacía en la mesa ya no es igual, y que ese hueco es imposible de llenar aunque pasen los años, pero de ahí a transformar en materialismo puro y duro algo tan espiritual como estas celebraciones dista un mundo, lo cual no debe ser tolerado de ninguna manera. No deja de ser verdad que la Navidad debe ser celebrada por todo lo alto, pues debemos mantener la ilusión de los niños y quienes creen en algo más que regalos, borracheras y comilonas.

martes, 14 de diciembre de 2010

Magic, the Gathering

Tras innumerables intentos y huidas en vano, al final he picado y ya tengo mi primer mazo del juego de cartas Magic. En honor a la verdad, desconozco el destino de esta aventura que comienza a través de los diferentes multiversos, ni las personas que conoceré cuando juegue. A primera vista, parece algo muy interesante, y no estaría de más conocer sus entresijos. De nada han servido aquellas lejanas advertencias de un compañero de estudios en la Escuela de Arte para evitar ésto, ya que desde ayer por la tarde, cuando regresaba de ver la primera parte de la última película de Harry Potter, me pasé por la tienda de cómics para charlar e informarme sobre diferentes temas, como la partida de Dungeons o mi maqueta. En principio, el sistema de juego parece fácil, mas aún no puedo opinar con profundidad, puesto que no estoy familiarizado con el mismo, lo cual espero que suceda más pronto que tarde, y desde aquí arrojo el guante a quién tenga otro mazo y desee enseñarme a manejarme por este nuevo camino que empieza con un primer paso. Deseo reírme, contar anécdotas, escribir historias de capa y espada, un género que tengo abandonado hace tantos años que ni recuerdo cuándo narré una historia épica. Y creo que este juego, me servirá para ello. Así sea.

viernes, 10 de diciembre de 2010

Técnicas de pintura imposibles

Me encanta pintar miniaturas, siendo algo que me relaja y me permite aprender día a día, con nuevas técnicas, nuevos pigmentos, colores o formas de aplicar el color. Y hoy sólo hablo de la pintura, ya que si nos introducimos en el apasionante mundo de la transformación, no terminaríamos nunca. Hoy quiero hablar de algo que la Escuela Francesa lleva años practicando, y es el color metálico no metálico, o non metalic metals, que a base de decapados, difuminados y sombras y luces extremas consiguen imitar a la perfección el efecto de los colores dorados, plateados o metálicos, valga la redundancia. Ayer empecé a desarrollar esta técnica harto difícil, imposible para mí en estos momentos, pues como un amigo ha definido, es la Champions League del modelismo, lo cual, lejos de desanimarme, me motiva de forma importante. He empezado con la miniatura del Sanguinor, y si bien no tengo fotos aún, iré haciéndolas para mostrar aquí el desarrollo de la misma. No sé si en la tienda seré bien aconsejado, pero me gustaría. De todas formas, sé que puedo contar con un querido amigo que no dudará en pedirme que meta en disolvente la figura si cargo demasiado los pinceles o no hay forma de corregir los errores.

jueves, 9 de diciembre de 2010

30 años sin alzar la voz por la paz


El tiempo transcurre a su ritmo, unas veces de forma más rápida, otras más pausada. A veces nos damos cuenta de cual es su paso cuando echamos la vista atrás y recordamos ciertas efemérides. Hoy es uno de esos momentos, uno des esos instantes en los cuales me doy cuenta de cuántos años han transcurrido, pues tal día como hoy John Lennon era asesinado y su mensaje por la paz acallado, en un frío ocho de diciembre de 1980. Mucho han cambiado las cosas desde aquel entonces, y casi nadie alza la voz por la paz, ya que prefieren manifestarse contra la guerra, lo cual genera más violencia si cabe. Por eso, desde hoy ese cartel de No a la Guerra desaparecerá de esta bitácora. Poco puedo añadir sobre la música del músico de Liverpool, pues decir que me encanta es quedarme corto, y soy incapaz de pensar qué haría de estar vivo, pues es algo que no me he planteado, ni siquiera cuando una compañera de estudios me planteó la pregunta. En esta ocasión, no voy a poner una foto, como suele ser habitual en mis obituarios, puesto que voy a compartir un vídeo, el de Imagine, mi canción favorita. Dice muchísimo esa canción en mi vida, y es necesario hacer ver cuán importante es la imaginación, la paz y el amor en este mundo de soledades y aislamientos.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Causalidades y cosas extrañas

Han transcurrido más de dos años desde que escribí el artículo Once puñaladas, en el cual, una vez más, volvía a denunciar la violencia de género, posicionándome en contra y rechazándola de pleno, pues es lo menos que puedo hacer. No hablaría de este caso en concreto si no fuese por una llamada recibida hace unos días, que provenía de la única hija de aquella señora, para agradecerme que no olvidase a su madre. Yo sólo respondí lo que siempre digo aquí, que era mi obligación, mi deber, pero no fui capaz de articular palabra, pues la sorpresa me impedía hacerlo. Causalidades como esta, me hacen reforzar mi compromiso por una igualdad real, y no de galería, por la exigencia de leyes más duras y una consciencia de rechazo social hacia el maltratador, que es cualquier cosa menos una persona. Me reafirmo, con más fuerza si cabe tras esta llamada, en mi obligación moral, y no dejaré de escribir nunca sobre este tema, mientras se sigan cometiendo estas barbaridades, mientras las leyes les permitan cobrar pensión de viudedad si son declarados culpables de homicidio o tener derecho a la herencia que les corresponde, cuando su único derecho debería ser pudrirse entre rejas de por vida. Poco me seguirá importando que me digan que escribo demasiado sobre el tema, pues no cesaré en demoler con la pluma, a golpe de teclado las injusticias de esta sociedad decrépita, de este mundo podrío, sin ética, donde ya no queda ni la estética.

lunes, 6 de diciembre de 2010

Alas para volar

Mientras leo la novela La Roldana, de Pilar de Arístegui, digiero un pasaje en el cual el padre de la imaginera hispalense le aconseja sabiamente que no deje que nadie le corte las alas para volar donde ella quiera. En la vida real, son muchas las personas, las gentes que nos encontramos con esa cruel afición y se pueden evitar de mil formas, ignorándolos, apartándolos de nuestro camino o enviándolos a lugares escatológicos como la mierda. Sin entrar en los motivos que los lleven a esto, pues requeriría una reflexión más profunda y exclusiva, quisiera decir que no sólo el ser humano corta las alas de quien quiere ser libre, puesto que el destino suele amputarlas de raíz, sin dar oportunidad de sublevación o rebelión o a que vuelvan a salir, pues es así y te jodes. Punto. No hay más. Patalear no sirve de nada, y quejarse, mucho menos. Tus sueños, aspiraciones o la misma vida se quedan enquistados mientras los ves pasar encadenado a una rutina tan detestable como incomprensible, de la cual es imposible salir. Me pregunto tantas veces el porqué de esto, de estas cornadas de ese toro llamado destino... No hay derecho a que suceda esto, a que los caprichosos dioses arrebaten el derecho a vivir de las personas, condenándolos a algo peor que la mismísima muerte, pues es una vida no vivida, postergada por esos designios tan crueles e inevitables. Me pregunto por qué no obtengo respuesta.

jueves, 2 de diciembre de 2010

Campañas de vergüenza

Una vez terminado todo este jaleo de las elecciones en Cataluña, sólo puedo decir una cosa sobre la campaña electoral: Me da vergüenza que se mancille el nombre de la Democracia de esa forma. A base de insultos, descalificaciones y con discursos llenos de palabras y vacíos de contenidos, no han hablado de lo que el pueblo quiere. Usar el sexo, los desnudos y otros motivos parecidos para arrastrar al votante indeciso me resulta penoso a la vez que vergonzoso e incomprensible. ¿Cómo se puede apelar a la frivolidad de esa forma, con una cosa tan seria e importante como la política? No me extraña nada que cada vez voten menos personas. Con campañas tan absurdas como la vivida en Cataluña, no me extrañaría nada que la gente pase de ejercer su derecho constitucional. Aunque pensándolo bien, ¿no sería posible que los políticos provocasen la abstención, a base de manipular para que exista una desidia y un desinterés general a la hora de depositar la papeleta?
Como veo que me alejo del tema, retomo para exigir campañas de respeto, donde el insulto esté prohibido, y se invite a votar al partido propio, evitando decir que lo peor que pueden hacer es votar al rival. Debe existir un respeto por el contrario, pues el sentimiento demócrata es el respeto al diferente, y eso no se ha visto en Cataluña.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Leguaje no sexista, lenguaje discriminatorio

Cada vez estoy más convencido de la inutilidad de muchos técnicos y asesores que trabajan en los organismos oficiales. Gente que, contratados a dedo en la mayoría de los casos, nos tienen que decir cómo debemos hablar, pensar o entender la libertad, imponiendo una dictadura políticamente corresta. En lo que se refiere al lenguaje, ya me estoy cansando de diferenciar entre masculino y femenino cada vez que hablo en plural, y como la Lengua Española carece en estos casos de un género neutro y me niego a hablar de mis lectorarrobas (lector@s), a partir de ahora volveré a usar el plural que me ordena la RAE cuando deba hacerlo. Y francamente, me importa un bledo la corrección política. De hecho, quiero ser irreverente con tanta gilipollez absurda y demagoga, con tanta incultura. Estos técnicos del lengua, parecen no darse cuenta de la discriminación que existe cuando hablamos de parados y paradas, actores y actrices o miembros y miembras. No son conscientes de la brecha social que eso supone, y cómo destruye la igualdad ante el reinado de la vaginocracia y el mandato del hembrismo más radical e intolerante. Decir que la palabra futbolista es discriminatorio, no sólo demuestra el nivel de conocimiento de quien lo propuso, sino que es un grave error, pues es un vocablo que sirve pata definir a un profesional, sea del género que sea.
Ante este asesinato y adoctrinamiento del lenguaje por parte de la clase política y sus inútiles asesores, sólo llamo a la cordura, al sentido común, pues no debemos permitir tanta tontería absurda, pagada con el dinero de todos los contribuyentes, que podría y debería ser usado de otra forma más productiva.

martes, 30 de noviembre de 2010

La utilidad de la F.P.O.

Demándome, en más de una ocasión infructuosamente, la utilidad de los cursos de Formación Profesional Ocupacional. Durante semanas, incluso meses, las personas que asistimos a este tipo de aprendizaje, nos formamos para una un oficio, y se nos vende un panorama de oportunidad, preparación y empleo. No obstante, cuando se superan las horas lectivas y se recibe el diploma correspondiente, la realidad muestra una cara diferente. La FPO, Formación Profesional Ocupacional es ignorada de forma sistemática por el tejido empresarial. De nada sirven las miles de horas de aprendizaje adquirido, salvo para mantener entretenidos a los alumnos asistentes. A pesar de su gratuidad en la gran mayoría, no sería menos cierto hablar del timo de la Formación Profesional Ocupacional, puesto que sólo sirve para lucrar a los monitores y que los diferentes estamentos oficiales obtengan fondos de la Unión Europea, justificando así mil historias y engañando estadísticas. Rogaría a quien corresponda que legisle de forma que esta modalidad sea tan válida como la reglada, puesto que suelen ser cursos prácticos que preparan a la mayoría para enfrentarse al mercado laboral en igualdad de condiciones que cualquier otra persona.

lunes, 29 de noviembre de 2010

Jornadas del Cómic de Sevilla 2011

Con todo el pesar de mi corazón y lamentándolo mucho, este año me resulta imposible hablar bien de la organización de las undécimas Jornadas del Cómic, celebradas en la capital hispalense. Salvo el reencuentro con los chicos del fanzine Adobo, todo lo relacionado con la cita ha sido un tremendo fracaso. Caótica como nunca antes lo había visto, no sabía a donde dirigirme si quería asistir a las diferentes ponencias, muy interesantes, dicho sea de paso, pues no existía una debida señalización de las mismas. Puedo decir, como ya he dicho, y muy a mi pesar, que de seguir así, las Jornadas del Cómic de Sevilla sufrirán una decadencia tal que será su final en cuestión de dos o tres ediciones más. Espero equivocarme, y que esto sólo sea un fallo puntual, pues no me gustaría ver cómo la cultura se ensombrece un poco más por culpa de no se sabe quién. Ruego a los organizadores que traten de ofrecer el próximo año algo que esté a la altura, y no un espectáculo tan zafio, vergonzoso y exento de calidad como el que hemos tenido hace unos días. Los aficionados no nos merecemos ser tratados como ganado, como pude comprobar el último día cuando me dirigí a uno de los stands para cerrar un trato.

sábado, 27 de noviembre de 2010

El candidato Pútez

Demagogo, mentiroso y ruin, el candidato Pútez había logrado ganarse un puesto en la ejecutiva del partido que se presentaba a las elecciones generales. Pútez no sabía de política. De hecho no sabía de nada que no fuese mirar por su interés particular y lucrarse, de forma debida o no. Populista de discurso barato, era capaz de convencer a las masas, con discursos carentes de contenidos y exentos de palabrería superflua e innecesaria. Al candidato Pútez le gustaba la exquisitez, el lujo y el buen vivir. Era un sibarita que entendía de los grandes placeres de la vida, pero que obviaba los importantes. Amante de los regalos y sobornos, no dudaba en aceptarlos o exigirlos a cambio de favores que pocas veces solía hacer o devolver. Reunía todos y cada uno de los defectos de la mezquindad el candidato Pútez, que hacía honor a su nombre, porque era un auténtico hijo de puta.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Premio a una vida

Conocí a doña Ana María Matute en lejano marzo de 2000, cuando empezaba a estudiar Francés en el Instituto de Idiomas. Recuerdo con una nitidez asombrosa el momento en el cual me acerqué a ella para pedirle que le dedicase uno de sus libros a una amiga, a lo que ella me respondió que dónde estaba el mío. En una sinceridad tan extrema como inocente, le confesé que no me quedó dinero para adquirirlo, ante lo cual me aconsejó que debía ahorrar. Aquello me llegó tan profundamente al alma que logró instalarse en mi corazón desde entonces, transformando la admiración en un cariño que aún hoy dura, como pude comprobar años más tarde en el Aula de Cultura de ABC, cuando aún la dirigía mi querido amigo Fernando Iwasaki y volví a coincidir con ella, confesándole aquella anécdota, y aportando dos volúmenes que sí eran para mí. Su encanto personal, su dulzura, me conquistaron, pues la autora de Aramnanoth u Olvidado Rey Gudú me aconsejaba desde la voz de la experiencia y el saber de los años.
Hace apenas unos días que le han otorgado el Premio Cervantes, algo que me alegra de manera soberana y profunda, pues se lo merece, ya que lleva toda su vida dedicada a la Literatura. Sirvan estas líneas para rendirle homenaje y darle mi enhorabuena por alcanzar tan distintivo galardón.

Día contra la violencia de género

No soporto los días dedicados a una causa en concreto, ya que hacen que la sociedad, la gente sólo se acuerde de ello durante 24 horas, pasando al olvido de forma tan efímera como superficial. Con la violencia de género pasa igual. A pesar de celebrar que exista un día dedicado a ello, pienso que todos los días se debe combatir esta lacra, este cáncer tan voraz, peligroso y maldito, hasta lograr que se rechace de pleno, sin matices ni medias tintas. Hoy, 25 de noviembre, vuelvo a reiterar mi compromiso para con la mujer maltratada, y a pesar de no gustarme escribir que hay otra víctima más, lo seguiré haciendo. Seguiré gritando a pleno pulmón, una y mil veces que esto no puede quedar así, porque amar a una persona no significa convertirla en una propiedad más como un móvil, las llaves o un coche, aunque me digan que escribo demasiado sobre el tema. Desde mi punto de vista, el silencio es tan culpable como la bofetada descargada, la paliza propinada , o la ausencia de respeto. No tenemos que consentir que esos machos alejados de la hombría maltraten como les venga en gana a sus parejas o ex parejas. La sociedad, la gente, la masa ha de comprender que esto es intolerable, y como tal actuar en consecuencia. El maltratador no se merece otra cosa que el desprecio, el ostracismo y la peor de las condenas.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Apología de la xenofobia

Esta crisis está sacando la peor cara de la sociedad, desvelando sus miserias más asquerosas y sus mierdas más malolientes y hediondas. Los odios más exacerbados y la intolerancia más vehemente son monedas de cambio ante la impasible mirada del resto. Si a esto sumamos la decadencia social, moral e intelectual en la que vivimos, no sería de extrañar que idearios populistas e ideólogos charlatanes de discurso vacío y hueco encontrasen un campo de cultivo fácil para promulgar su intolerancia hacia el diferente, el extranjero. Es decir, para promulgar la xenofobia y el racismo.
Que se extiendan estas ideas me preocupa sobremanera, aterra y atemoriza, puesto que el silencio de la clase política hace que estos seres crean que todo el monte es orégano y que decir cuanto venga en gana es ejercer el derecho a la libertad d expresión. Me pregunto dónde quedan aquellos eslóganes que decían que ninguna persona era ilegal, el somos iguales, somos diferentes o los gritos contra la intolerancia. Reflexiono sobre la pluralidad en un mundo que quiere ser singular, y sobre todo deseo saber el porqué de esa pasividad ante el imparable avance de las hordas racistas de la intolerancia. ¿Acaso solo importa la diversidad cuando hay dinero para pagarla? ¿Acaso es último es lo único importante?

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Me duele mi Betis


A pesar de no reconocerme como aficionado al fútbol, sino todo lo contrario, un gran detractor, no puedo dejar de sentir pena por el equipo de mis amores, el Real Betis Balompié, ya que es muchísimo más que un montón de tíos en calzoncillos pegándole patadas a un balón. Ser bético es un sentimiento que dejé aparcado cuando Lopera despidió a un querido amigo cuyo sueño era jugar en el primer equipo, y que juré no volver a retomar mientras éste estuviese al frente del Club. Hoy ya no está, al menos en su cara visible, mas compruebo como el vil metal está asesinando lenta y cruelmente a una Institución Mundial, unos sentimientos. A estos que pelean por su control, sólo se me ocurre llamarlos torturadores, asesinos incluso, pues están acabando con algo muy profundo, ya que sólo ven el conjunto de Heliópolis como una inversión. No, señores, no. El Betis es mucho más que eso, más que un paquete de acciones. El Betis es mucho Betis, y no se merece esto. Por favor, dejen de jugar con él, de usarlo para sus intereses particulares como si fuese un negocio más que debe ser explotado hasta la saciedad. Los aficionados no nos merecemos esto. El Betis no se merece esto.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Crónica del EBE'10


Una vez más, como viene siendo costumbre en los últimos tres años, reservo un fin de semana de noviembre para asistir al Evento Blog España, celebrado en Sevilla en el Hotel Barceló Renacimiento. Durante el fin de semana que ha durado la cita, he aprovechado para establecer contactos, repartir tarjetas y promocionar este rinconcito, sin olvidar ni dejar atrás lo aprendido, las risas y momentos vividos en compañía de amigos, compañeros y otros participantes. Agotador, fructífero y maravilloso, sólo tengo palabras de agradecimiento para la organización, que se lo ha currado increíblemente bien, y un recuerdo muy especial para Leuma, Kikinshka, Nacho y Bea de Mikami Cómics, que me localizaron la maqueta del Mazinger, la gente de Glass, de quien tanto aprendí, sin olvidarme de la clase magistral de Fotomag, que me corrigió una toma que realicé no hace mucho, invitándome a repetirla. Seguro estoy que en este apartado me dejo a alguien, por lo que ruego no se ofenda, ya que está en mi corazón y mi recuerdo más profundo, ese que no se va. También he tenido tiempo de probar la nueva X-Box, en la cual el mando eres tú, y hacer ondas vitales mientras jugaba a las carreras de coches, conceder entrevistas, de las cuales espero rescatar alguna y colgarlas y participar en la foto de familia, donde no he tenido narices de encontrarme. A partir de ahora, vuelvo a contar los días para la llegada del EBE11. ¿Qué sorpresa nos traerá?

jueves, 18 de noviembre de 2010

Leer no aporta nada

Hace unos días, mientras salía de un centro comercial para dirigirme a la presentación de una novela histórica inspirada en Sevilla, escuché la conversación ajena de una pareja que hablaba de best-sellers más que de libros, lectura y series de televisión. Este hecho, no hubiese tenido mayor relevancia, importancia, trascendencia o interés de no ser por la frase lapidaria que ella soltó: Me parece que me voy a poner a ver series, porque al fin y al cabo, leer no aporta nada...
Contundente, segura de sí misma y sin remordimiento alguno de consciencia, la señora o señorita, algo irrelevante en este momento, hacía un alarde y presunción de su incultura que me invitó a escribir este artículo. Leer no aporta nada. ¿Cómo que no aporta nada? ¿Acaso aprender y tener la mente abierta no es nada? ¿Dónde dejamos las emociones sentidas en las páginas de los libros? ¿En qué lugar queda el conocimiento adquirido? ¿Cómo se puede ser tan inculta, garrula o sencillamente cota de ideas? Puedo entender, respetar y aceptar que entre los gustos de las personas no esté la lectura, lo cual me preocupa sobremanera. Pero de ahí a sentar cátedra, de manera objetiva, sobre las falta de aportaciones de la lectura, no, puesto que a mí sí me aporta, y lejos de ser nada, no es poco lo recibido al abrir las paginas impresas y sumergirme entre ellas, que se convierte en lección magistral cuando tengo la suerte y el honor de conocer y compartir experiencias con el autor de la obra, ya sea un libro o un tebeo.

El lugar de la sátira

En este mundo del reinado de lo políticamente corresto, apenas queda sitio par el sarcasmo, la sátira, el comentario jocoso que, usando el humor, es tan mordaz e incisivo como un artículo de cualquier columnista serio. Hoy por hoy, sólo queda El Jueves, como referente satírico, el único superviviente en una sociedad de susceptibilidades heridas, incapaz de reírse de sí misma o aceptar la crítica. Una sociedad hedonista, egocéntrica y ególatra, exenta de agallas para defenderse sin la ayuda de abogados. No quiero pensar que la Guasa, con mayúscula esté agonizando, pues de hacerlo, la Libertad de Pensamiento, de Expresión estarán en serio peligro de desaparecer. Careciendo la censura de esta extinción de la Libertad y fomento del pensamiento único, veo como un gran peligro a la autocensura, pues esa es imposible evitarla o combatirla, pues se encuentra en el interior de cada persona, y se manifiesta cuando ésta siente temor, miedo o pánico a las represalias, a las amenazas del resto, de los aludidos, que sólo desean las críticas que supongan elogios y peloteos varios. Y lo peor es que no se puede hacer nada, porque nos encontramos delante de los principios de un mundo podrío, sin ética ni estética.

martes, 16 de noviembre de 2010

Xenofobia, prejuicios y política

En honor a la verdad, no sé si merece la pena escribir sobre la frase del señor Puigcercó nos ha dedicado a los andaluces o, sencillamente, y emulando a nuestro Rey decirle: ¿por qué no te callas?. Porque vaya perla que ha soltado al afirmar que en Andalucía no paga ni Dios. Hoy voy a hablar como charnego orgulloso de ello, como hijo de emigrante que soy, pues gracias al sudor de andaluces y extremeños en su gran mayoría, Cataluña está donde está. Esa mano de obra sobreexplotada que dejó atrás su tierra, sus orígenes, su familia, en definitiva, todo para poder llevarse un trozo de comida a la boca, para alimentar a sus hijos, sin que haya pasado un solo día en el cual no hayan añorado el lugar que les vio nacer. ¿Cómo se le ocurre, señor Puigcercó, insultar o injuriar a nuestro pueblo? ¿Cómo es capaz de tener tan poca vergüenza? ¿Sabe usted, acaso, qué sucede en el resto de España? Veo que no, que sólo es un egocéntrico al cual sería fácil tachar de cualquier insulto, pero que aquí obviaré a pesar de resultarme extremadamente tentador. Le aconsejaría, señor Puigcercó, que saliese de su despacho, de su Cataluña y viese el resto del territorio, no sólo Andalucía, para ver cómo trabajamos y contribuimos al fisco durante años, para que después nos quede una mierda de pensión de jubilación, invalidez o viudedad, mientras usted tendrá la vida resuelta por el único mérito de haber insultado al pueblo andaluz.

900

Hoy es un momento especial. Cumplimos novecientas entradas en este proyecto nacido hace más de cuatro años. Permíteme, querido lector, querida lectora, que haga algo de autobombo, y que te agradezca tu fidelidad día a día. Durante este tiempo ha pasado de todo. El blog, al igual que mi persona ha evolucionado, mutado en más de una ocasión, al igual que yo. He tomado el pulso a los más dispares asuntos, siempre y cuando me resultasen atractivos e interesantes. Siempre he tratado de dar mi opinión, de forma sincera, porque así soy yo, y esto sigue siendo cualquier cosa menos un blog personal, tal como definió una amiga hace años. No son pocas las cosas acontecidas, y las modas pasajeras, como la desaparición de las bitácoras, algo que cierta revista anunció erróneamente, pues se siguen creando estos diarios personales constantemente. De hecho, el otro día mi querido amigo Jesús abrió el suyo, el golfista golfillo, al cual le deseo lo mejor en estos mundo.
Una vez más, vuelvo a decir que no dejaré de escribir, porque es mi vida, y si a alguien no le gusta, que pase de largo, pero que no moleste, porque las rémoras sobran siempre, ya sean trolls online u offline, que también los hay. Tras 900 reflexiones, cuentos y otros menesteres, te emplazo a mañana, que retomaremos el pulso y le diré unas cosillas a cierto político catalán que sólo sabe insultar.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Tradiciones culturales

Bajo el eufemismo de las raíces, la tradición o las costumbres, por ilustrar con tres ejemplos, se cometen las mayores barbaridades contra la dignidad de las personas y su vergonzosa e ignominiosa justificación encuentra un letal aliado en el silencio del resto. Crueldades como la ablación del clítoris, el entierro en vida que supone el burka o los embarazos en niñas de corta edad deben remover las consciencias y ser rechazadas de pleno, sin plantear matices sobre los mismos. Si hace un tiempo hablaba sobre el burka, hoy quiero reflexionar sobre el embarazo de una niña de nueve años. Aquí no hay tradición cultural, ni raíces ni gaitas en vinagre. En esta ocasión sólo podemos hablar de pederastia. Así de claro, sin florituras ni palabras que adornen este grave delito y crimen. Aquí existe una víctima, una inocente niña que ha perdido su infancia. ¿Quién ha abusado de ella? Poco importa, tanto da, porque le ha destrozado su existencia, robado su infancia y condenado por pensar con la polla y carecer de sentido común. Me pregunto cada vez más dónde están esas feministas de galería que discriminan todo lo masculino, y sólo les importa que no haya discriminación en el lenguaje, valga la redundancia. Me pregunto por qué no les atañen estos casos tan graves, por qué no hacen nada. Me pregunto el porqué de su silencio cómplice. ¿Acaso una niña gitana rumana no tiene los mismos derechos que si hubiese nacido paya en España?

Apellidos

Entre la mala gestión de un gobierno tan incompetente como inútil, esta crisis, de la cual no salimos ni a la de tres o las corruptelas corruptas de la corrupción, sumadas a la telebasura y otros entretenimientos para el pueblo llano, nuestro Ejecutivo no tiene otra cosa más importante que hacer que legislar sobre el orden de los apellidos. Bajo el argumento de la (supuesta) igualdad o no sé que estupidez supina, dejan en manos de un juez la última palabra si no hay acuerdo entre ambas partes, que usaría el lógico criterio del orden alfabético para finalizar disputas. Parece que a estos apologistas de la progresía, la tradición les parece una maldición, como diría La Polla Records en su canción Cara al Culo. Aparte, países con más modernidad que España, como es el caso de Francia o Estados Unidos, hacen que la mujer adopte el apellido del marido, y nadie pone en tela de juicio la igualdad entre hombres y mujeres. Con una ley que no es más que una cortina de humo, la gente olvida que ya se puede cambiar el orden de los apellidos. Dudo mucho que la gente acuda en masa para ésto, porque España es un país tradicional, de profundas y arraigadas tradiciones, valga la redundancia, y tenemos cosas más importantes en las qué pensar, y no en tales paparruchadas sin sentido.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Ortografía

No voy a hacer caso de las nuevas leyes gramaticales. Existen muchísimos motivos, pero el principal de esta insumisión es que considero la Lengua Española tan rica como variada, y estimo que esta nueva revisión es un atentado en toda regla contra dicha riqueza, así como un despropósito y una auténtica gilipollez. No voy a entrar en análisis, ya que no soy más que un humilde escritor, y como me alejo de la carrera de Filología Hispánica, no sabría hacerlo. Aún así, como enamorado de la Palabra y del Idioma, me veo en el deber ineludible, moral y personal de tirar de las orejas a esos académicos que piensan que nuestro Idioma debe empobrecerse con tanta norma que no viene a cuento. ¿Acaso olvidan su lema, limpia, brilla y da esplendor? Me niego a escribir ceta cuando debo decir zeta, a privar de los acentos a las palabras o desterrar la ortografía de mi diccionario. Desde estas líneas, quiero osar invitar a esta sublevación, puesto que no debemos consentir que ningún chupatintas empobrezca con su ignorancia la Lengua Española.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Mi primera partida de AD&D

Ayer domingo jugué por primera vez en mi vida a Dungeons & Dragons, cumpliendo así uno de mis sueños más antiguos, a la vez que estrenaba mis dados poliédricos de colorines, comprados hace tantos años que su origen se pierde en la noche de los tiempos, pues una tienda desapareció y la otra mutó a un carguero de marines coloniales. A pesar de haber jugado al rol hace años, no regresé hasta ayer a sentarme como jugador, valga la redundancia, pues las otras veces han sido partidas cargadas de comicidad, guasa y mucho sentido del humor. Ahora que regreso al rol, mis ansias de juego han sido calmadas, aunque estoy deseando que pasen estas dos semanas para retomar la aventura, y ver crecer a Presto, mi personaje, un Clérigo Humano de Nivel 5, cuyo nombre viene prestado de uno de los personajes de la serie de dibujos animados que se emitía los sábados por la tarde, a las 3 y media en la primera cadena, y que me hizo conocer muy vagamente aquellas primeras aventuras en tablero, y después en el manual y la ficha de personaje. Apasionante como pocos, con una legión de seguidores, la espera ha merecido la pena, no arrepintiéndome de haber tardado tanto en conocer este sistema de juego.

jueves, 4 de noviembre de 2010

La importancia de un piropo

Llevo unos días en los cuales apenas escribo. En esta ocasión no es el tiempo, el agotamiento o la desidia. Más bien es la delicada situación personal que estoy viviendo, y que me impide hacerlo o concentrarme para ello. No obstante, debo volver a ello, pues para algo es mi profesión, eligiendo el tema del piropo y su utilidad. No hace mucho, mi mejor amiga vivía en Alemania, y en uno de esos viajes de vuelta, me comentaba que nunca la piropeaban, lo cual me resultó extremadamente increíble. Hace unos días, mi humor destacaba por su ausencia, lo cual nunca es bueno, pues esa falta de interés por el agrado hace que uno parezca antipático sin serlo. En el transcurso de aquella mañana, fui piropeado de una forma nada ofensiva y sí muy literaria y poética, lo cual hizo que ese nubarrón en el carácter desapareciese tan deprisa como la duración de dicho halago. Me di cuenta de su importancia, ya que en ese instante, supe que no era baladí alabar las cualidades de alguien. Era una inyección de autoestima, de optimismo, que podía solucionar muchos complejos. Con esto no defiendo las groserías y burradas de andamio, pero sí un grito a los cuatro vientos para resaltar la belleza de alguien, sea mujer u hombre, pues no es exclusiva del género femenino la recepción de piropos por parte de los hombres.

martes, 2 de noviembre de 2010

Modelismo

Hace años que monto miniaturas, tanto de infantería como vehículos, siempre de serie fantástica, ya sea futurista o medieval, salvo mi último tanque, un Panzer II de la Segunda Guerra Mundial, que me ha costado sangre, sudor y lágrimas, por su infinita cantidad de piezas en las diferentes matrices. Hoy quiero evitar comparaciones entre la arriba nombrada, y la serie histórica, porque me gustaría agradecer a un querido amigo que me enseñase a amar este hobby nada barato. Sentarme delante de una matriz de plástico, un marine espacial montado, listo para ser pintado o un Rhino imprimado, por poner varios ejemplos, ha sido la mejor terapia que haya podido tener, pues durante ese tiempo mi mente sólo ha estado ocupada en eso, alejando la dureza de las cornadas y embestidas de ese toro llamado Destino, porque de no ser así me volvería loco, al preguntarme tantas veces el porqué de lo qué me sucede y no hallar una explicación. Puede que la gente piense que no me doy cuenta de las cosas, pero no es así, porque soy consciente, y no poco de aquello que pasa a mi alrededor. Tengo muy claro qué es verdad, qué es mentira, qué es justo y qué no. Me pregunto si esos que alardean y hacen apología de la normalidad en un mundo gris y homogéneo de réplicas de clones que imitan a una copia de la originalidad son capaces de tener las cosas tan claras como yo.

miércoles, 27 de octubre de 2010

Neofeudalismo

Esta crisis hace mucho que dejó de ser sólo económica, para mutar, transformarse y enseñarnos su cara más amarga, cruel y despiadada, pues nadie aporta soluciones que vayan más allá de lo económico. Sin voces que discrepen, filosofías que vayan más allá del capitalismo mordaz o librepensadores que cuestionen cualquier tipo de poder, podríamos decir que vivimos en un neofeudalismo, puesto que los bancos son los nuevos señores feudales que controlan todo. Hace años, cuando empecé a jugar al rol, se hablaba de gobiernos corporativos, cuyas cabezas visibles eran tan abstractas que era cuestionable su existencia, pues los grandes holdings empresariales controlaban la existencia del mundo. Aquello que sonaba a ciencia ficción durante los 90, es una realidad actual, puesto que los bancos son los nuevos señores feudales, que disponen de la infraestructura suficiente para mantener el orden establecido y que nadie se oponga a ello, bien sea económica, social o políticamente, nombrando vasallos a quienes se entrampan en ese yugo llamado hipoteca, préstamo o de otras mil formas. Se repite la historia, y nadie parece haber aprendido, puesto que los poderosos lo son aún más, y el resto del pueblo, la plebe o populacho sigue muriéndose de asco, pena o hambre.

martes, 26 de octubre de 2010

Cuando el burro cae, se le dan los palos

Entre las mil cosas que acaban con mi paciencia, que no permito ni tolero, se encuentra esa advertencia a posteriori del mira que te lo dije, que suele usarse para reafirmar la razón de alguien que se cree en posesión de la verdad. Este tipo de personas es incapaz de aceptar o tolerar que existan errores, tanto propios, como ajenos, y en este ultimo caso, se regodean en la satisfacción de ver sumidos en la mierda a quieres ellos ellos impusieron su criterio y no dejaron errar. Hoy me he enfrentado a alguien así, que me ha acusado de no darme cuenta de la gravedad de una situación vivida en las últimas horas. Sólo un milagro, y mi educación recibida ha evitado que la enviase al lugar donde ella disfrutaría verme hundido, porque prefiero enseñar los dientes antes de sentirme humillado por alguien que, lejos de aconsejar, únicamente sabe mandar y entrometerse en mi vida sin habérselo pedido, al estilo de un desfacedor de entuertos medieval o perteneciente a la novela de caballería que tan sabiamente criticó Cervantes en su Quijote. No voy a permitir que absolutamente nadie cuestione mi forma de asumir la realidad y las cornadas del destino, pues soy muy consciente de mi entorno y todo lo que sucede a mi alrededor, ya que vivo en un mundo real,y no en un paraíso idílico donde todo es perfecto y de ensoñación, algo que deberían saber quienes osan criticarme por no ser igual al resto, ni quererlo.

jueves, 21 de octubre de 2010

Canon ilegal

Tras tantísimos años de lucha contra ese robo descarado al que llaman canon digital, el Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea dictamina su ilegalidad, algo que llevamos denunciando desde que se estableció. Aplaudo esta decisión, ya que ese impuesto va a parar a las manos de una asociación privada, cuyas cuentas son tan secretas como el Misterio del Santo Grial, existiendo una negativa constante a ser hechas públicas. Me pregunto qué querrán ocultar con ese hermetismo. A pesar de la relevancia de dicha decisión, la noticia apenas ha trascendido, por lo que será necesario esperar a que se tenga más información. Aún así, era incapaz de dejar pasar esta noticia por su relevancia e importancia, y dejar el artículo de hoy para mañana, que versará sobre la huelga general, su repercusión y reflejo en los países de nuestro alrededor. Volviendo al tema que nos atañe, tan sólo deseo que las sociedades de gestión vean, comprendan, entiendan y acepten que su batalla está perdida, pues nada hay de justo o legal en exigir un impuesto porque se han dejado de vender discos. En vez de seguir empeñados en un negocio obsoleto, deberían buscar otro, pero eso es harina de otro costal, y un nuevo tema a abordar más adelante.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Números que avergüenzan

A pesar de mi silencio sobre la violencia machista y los asesinatos de mujeres a manos de sus parejas o ex parejas, no dejo de indignarme y repudiar dichos crímenes. En esta ocasión no hablaré de una sola mujer, sino de las estadísticas, que nos dicen que el número de víctimas mortales ha aumentado con respecto al año pasado. Me preocupa extraordinariamente y me hace preguntarme qué coño pasa para que ésto sea así. No sé dónde están las políticas de igualdad, las verdaderas, esas que no discriminen a hombres y mujeres y sobre todo, dónde queda la educación en la misma, pues el tema de los malos tratos no se solucionará si no se educa para que éstos sean erradicados, evitados y rechazados sin contemplación desde la más tierna infancia. No podemos ni debemos a llamarnos seres humanos o civilizados si año tras año van aumentando el número de mujeres muertas a manos de sus parejas o ex parejas. Que a la fecha que estamos, sin concluir 2010, las cifras superen con creces a las del año pasado es algo tan ignominioso que clama al cielo y sobre lo cual debe existir tolerancia cero. No me cansaré de repetirlo una y mil veces. No dejaré de escribir cuando suceda, lo publique o no. Una sola cifra es demasiado. Luchemos porque esto sea así.

martes, 19 de octubre de 2010

Valores que se pierden

De siempre he pensado que esta sociedad es decadente y está tan exenta de valores como sobrada de oportunismo y corrupción en todos los sentidos. Aún así, el nivel de declive actual no deja de sorprenderme, pues lejos de envidiar las virtudes del resto, sólo se quieren como propias las virtudes materiales como el físico, el dinero y el poder. Cuando hace años preguntaba a uno de mis maestros que dónde quedaban las buenas formas y el respeto, éste me respondía, en un alarde de progresía, que eran inútiles aquellos comportamientos del régimen anterior, lo cual me dejaba tan estupefacto como asombrado, pues nunca logré entender que saber comportarse y respetar, valga la redundancia, fuese una absurda moda a desterrar porque vivíamos en Democracia. A pesar de no considerarme conservador, no soy progresista, porque creo que ciertas conductas nunca sobran, y debemos defender nuestras tradiciones, pues son la herencia de nuestros ancestros. Rechazar las raíces, destruirlas y repudiarlas hacen de esta sociedad un mundo extremadamente hedonista que sólo busca, desea y anhela lo efímero, en una superficialidad constante de felicidad y sonrisa tan falsa como forzada o hipócrita. Pero lo peor no es eso, sino la transformación en el reflejo de lo narrado en la novela de Aldous Huxley Un mundo Feliz.

lunes, 18 de octubre de 2010

Cepillo eléctrico Oral-B Professional care 500


Recibo por parte de Bloguzz el cepillo eléctrico Oral-B Professional Care 500, que pruebo durante una semana. Me resulta imposible realizar o hacer una valoración que no sea positiva, pues nos encontramos delante de un producto de muy alta calidad. Si bien sólo son días los que llevo disfrutando del producto, me ha convencido de tal forma que he desterrado de mi neceser el tradicional cepillo de dientes, pues la limpieza se realiza tan a fondo que el lavado de dientes se convierte en toda una experiencia que merece la pena disfrutar, pues elimina hasta dos veces más placa, y eso se nota. De fácil uso, viene con una batería recargable que suele durar una semana, usándolo dos veces al día durante dos minutos. Altamente recomendable, poco más queda que añadir, salvo aconsejar su adquisición en tiendas de electrodomésticos y algunas páginas de Internet, al precio de unos 35 euros, los cuales son toda una inversión a la larga, pues el resultado de la limpieza es excepcional.

Avengers: United They Stand Episodio 9

jueves, 14 de octubre de 2010

Oferentes de empleo

En honor a la verdad, no sé si estos políticos actuales son incultos, o directamente gilipollas. O ambas cosas a la vez. Con ese afán por machacarnos, agobiarnos y acosarnos con la dictadura de lo políticamente corresto, se inventan otro término más para definir a los parados, que es el de oferentes de empleo. Supongo que no habrán consultado la definición de la RAE, que nos dice que oferente es quién ofrece. Es decir, los oferentes de empleo son las empresas, y no los demandantes, puesto que los desempleados carecen de trabajo y no pueden ofertarlo ni ofrecerlo. Como si no tuviésemos ya bastante con las miembras, las constantes patadas al diccionario y tantas perlas que necesitaría toda Internet para enumerar y clasificar, vuelven a marear la perdiz una vez más. De manera innecesaria, como viene siendo habitual. Ese afán por usar la retórica para camuflar la realidad no es nada nuevo, pudiendo encontrar ejemplos en la novela 1984 de George Orwell o definir un comportamiento absurdo, según mi punto de vista, pues la realidad y la verdad sólo tienen una forma. Dejando la elegancia para sastres y el estilo literario para escritores, lingüistas, periodistas y quienes amamos la palabra, no estaría de más rogar y hasta exigir a la clase política que se dedique a combatir la corrupción, recuperar la honradez y dedicarse a gobernar, en vez de tanto mandar y perder el tiempo en nimiedades o gilipolleces.

miércoles, 13 de octubre de 2010

El siglo del desconocimiento

Me apena profundamente que la narrativa que hablaba del siglo XXI tiempos en tan pasados como antiguos no haya resultado tan visionaria como pudo serlo Julio Verne, equivocándose al definir la época actual como un momento de expansión de la mente, creación y desarrollo de la inteligencia. No dejo de lamentar que en este principio de siglo y milenio de la Era Cristiana, el conocimiento esté tan oculto y prohibido como en la Edad Media. Todo por culpa de la mediatización de la incultura, su apología y fomento, que no hace sino mostrar el reflejo de una censura encubierta. Lo que antaño se vaticinaba como el tiempo de la apertura de la mente, open your mind de tantas canciones, graffitis y mensajes ha quedado tan olvidado que parece nunca haber existido, y si alguien osa mencionarlo, se convierte en una víctima de la marginación, el ostracismo y el escarnio. Ahora no se plantea. Ahora sólo se siguen los dictados de una moda caduca y tirana, capaz de poner en tela de juicio lo establecido, incapaz de ir más allá de la apariencia, la fachada y el físico. Por eso me rebelo y sublevo contra esto, y decido combatir la incultura y el desconocimiento, declarándoles la guerra. No quiero que el siglo XXI sea tan oscuro como lo fue el XIII, No me da la gana. No lo voy a permitir.

martes, 12 de octubre de 2010

Vampiros emocionales

Abordar el tema de los vampiros emocionales y psíquicos me resulta tan difícil como hablar del cáncer, ya que es un mal que, desgraciadamente, conozco a la perfección. Aún así, lo intentaré, pues es obligado descubrir a estos despreciables seres, que se alimentan de la energía, ilusiones, proyectos, vida y demás del resto. El vampiro emocional llega a la vida de su víctima cuando más débil está, brindando un apoyo tan falso como hipócrita, erigiéndose como salvador de una situación incómoda y difícil, creando una dependencia de la cual es difícil salir, puesto que anula y conduce al ostracismo en una destrucción de la autoestima y a la vez creación de un sentimiento de culpa por ser de una forma que no gusta al vampiro, porque moldea la personalidad a su gusto y antojo, convirtiendo en pelele a quién caiga en sus redes, tan enmarañadas que salir de ellas es una odisea. Pero se puede salir. ¿Cómo? Cortando de forma radical, sin esperar nada, apoyándonos en quiénes nos quieren, y huyendo de gente así. Porque son dañinos. Tanto ellos como ellas. Es necesario advertir, hacer conocer que existen seres tan despreciables como estos, que se alimentan de nuestra positividad. Hay que gritar y rechazar, no dejar que usen el nombre de la Amistad para fastidiarnos y convertirnos en un reflejo de lo que somos. Quién nos quiera debe aceptarnos tal cual. Porque eso es el amor, y no lo que exija renunciar a nuestra esencia.

jueves, 7 de octubre de 2010

Éxito

El éxito suele ser la recompensa del esfuerzo y el trabajo, por mucho que se empeñen en hacernos creer las televisiones, medios de comunicación y ejecutivos de multinacionales cuando lanzan al estrellato a cualquier persona o producto. Cuando alguien triunfa en la vida, y no es necesario el reconocimiento de la fama, suele lograr los objetivos por los que ha luchado durante muchísimo tiempo. Años o una vida incluso. Por eso me suelo alegrar que sea así, y no practico ese deporte nacional llamado envidia. Me gusta ver progresar a la gente que quiero, me importa y aprecio, porque conozco y sé lo duro que ha sido el camino para saborear esas mieles del éxito, que bien define el sabio refranero español. Aún así, en más de una ocasión he escuchado ese anda coño despectivo, que tira por tierra todo el esfuerzo realizado, que tan dañino, destructivo y cruel resulta. Normalmente, quienes escupen esta negatividad suelen ser gentes vacías, insulsas y sin aspiraciones, con el único interés de robar la ilusión y energía como si fuesen vampiros psicológicos, o emocionales, las cuales hay que evitar para que sean incapaces de ensombrecer la felicidad que da la meta alcanzada en forma de triunfo, o éxito, pues llegar a donde se ha hecho no ha sido un camino de rosas, por mucho que nos hagan creer que es así.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Idiomas, ¿pa'que?

De tantas cosas que reclaman mi atención sobre la sociedad española en general, la de la gente y no las personas, es la negativa a aprender idiomas. Con la manida, repetida y barata excusa de quién venga aquí, que aprenda nuestra lengua, poca gente está dispuesta a tomarse la molestia de saber otra cosa que no sea el español, porque también argumentan que si no saben hablarlo, cómo van a conocer el extranjero. Yo pienso que no es sólo romper la barrera idiomática, sino la cultural, ya que no es nada fácil aceptar las costumbres de otros pueblos sin temer que las propias se pueden perder. Ese egocentrismo nacionalista que dista del patriotismo y se acerca a la xenofobia y a los regímenes pretéritos de supremacías varias absurdas, convierte a España y a sus pueblos, sea del índole que sean, en un país atrasado, carente o exento de cultura, cerrado a la infinidad de posibilidades de desarrollo, mas allá de lo económico, incapaz de abrir la mente al exterior y sus influencias. Y es una verdadera lástima, porque hay grandes pensadores, filósofos, intelectuales, personas inteligente, gente de a pie y un larguísimo etcétera con ganas de desterrar, de una vez por todas los típicos tópicos de la flamenca encima del televisor, la pandereta y la jarana. Y eso sólo se logra abriendo la mente, sin renunciar a nuestra identidad.

lunes, 4 de octubre de 2010

Seguiré bloggeando

Han transcurrido varios años desde que comencé este cuaderno de bitácora, en el cual plasmo a diario mis pensamientos, opiniones y reflexiones sobre los más diversos asuntos. En este tiempo, al igual que yo, el blog ha ido evolucionando, pasando de ser cualquier cosa menos un blog personal a un sitio que sí lo es, aunque los concursos me obliguen a catalogarlo como de actualidad. Desde que empecé a escribir, hace ya más de tres décadas, siempre he tenido muy claro que no dejaré de hacerlo, y que siempre tendré algo que decir. Puede que me equivoque, puede que no, quizá acierte, o tal vez no lleve razón. Es probable que quizá tarde en publicar, pero jamás silenciaré mi voz, por mucho que le pese a los trolls, manipuladores o vampiros emocionales. Aquí seguiré, al pie del cañón, en primera línea, porque el deber de un escritor es escribir, y yo lo soy, aunque no viva de ello. Desde siempre lo he sabido y he tenido claro. Aquí seguiré, día tras día, ofreciendo mis meditaciones, en este Cuaderno de Bitácora virtual, para ofrecerte, querido lector, querida lectora, esa columna donde te muestro alguna curiosidad, me sorprendo de algo o descubro lo que no sé ni conozco, que no es poco. Y por eso, una vez más debo agradecerte que sigas ahí, día a día, nutriendo mi ilusión por un proyecto tan vivo como mis ganas por hacerlo crecer.

martes, 28 de septiembre de 2010

Teletebeo


De todas las iniciativas para el fomento de la lectura, u oportunidades de negocio que haya podido ver a lo largo de mi vida, la que conocí en París este año me resultó poco más que original. A través de un servicio de entrega a domicilio, quien desee comprar cómics puede hacerlo sin necesidad de salir de casa, recibiendo ese mismo día o a la mañana siguiente el pedido realizado, como si de un restaurante de comida rápida se tratase. Esta forma de vender, desgraciadamente inviable en España por la escasa afición a la viñeta, resuelve uno de los actuales problemas de la sociedad, que no es sino la falta de tiempo. No en vano, cada vez es más difícil dejarse caer por una tienda especializada, ya que las obligaciones cotidianas y la vorágine actual apenas dejan tiempo para frikear un par de veces al mes, y de forma muy efímera. Es decir, comprar la serie que se sigue, pagar y salir de allí con prisas. Lejos de la tradicional adquisición de cómics vía Internet, esta atractiva fórmula se convierte en el favor que te haría un amigo si pasa por donde Juan o Agustín cuando se carece de ese momento o salto que tan necesario es para tener calidad de vida. Por tanto, alabo y aplaudo que exista allobd en París. Y en esta ocasión, espero y quiero equivocarme con respecto a la inviabilidad de una idea.

lunes, 27 de septiembre de 2010

Análisis y contextos históricos


Tras varios días alejado de mi opinión diaria por motivos ajenos a mi voluntad y a la falta de conexión a Internet, quiero retomar la continuidad de este, nuestro rinconcito. En esta ocasión, quiero hablar de El Guerrero del Antifaz, uno de los héroes de mi infancia, uno de los tebeos que me enseñó a leer. Leo, con asombro, estupor y poco menos que hilaridad un análisis que podría ser definido de cualquier forma salvo riguroso. Definido como panfletario y filofascista, Manuel Barrero nos muestra que la obra de Manuel Gago no le gusta, y deja su opinión en lo que se le supone un estudio serio del mundo de la viñeta, restándole seriedad, valga la redundancia, a dicho trabajo. No hace mucho, leí que una escritora se quejaba de la falta de rigor histórico en la novela de este tipo, lo cual debería ser extensible a los análisis. No podemos examinar el pasado con la mentalidad actual, y menos enjuiciar que la obra fuese partidaria y parcial, porque no existía libertad para hacer lo que se quisiere. Convendría recordar que la época de El Guerrero del Antifaz, El Capitán Trueno y tantísimos otros era la dictadura, y que existía una censura que impedía expresarse con libertad a los autores. Así que definir una obra del pasado con conceptos actuales, olvidando y obviando esto, no es más que un acto de ignorancia supina y no un análisis serio de alguien que se define como estudioso.

martes, 21 de septiembre de 2010

Labordeta


Hablar de José Antonio Labordeta sin tener presente a mi querido amigo Carlos Azagra es algo imposible, pues rara ha sido la conversación en la cual no haya salido su Presencia, así, con mayúscula, y haya recordado anécdotas sobre él, pues sentía admiración y adoración por él. De todos los obituarios escritos, éste se me antoja difícil, pues no quiero hablar del político, del viajero con un país a la mochila o el cantautor. El cáncer, esa puta enfermedad tan voraz, ese asesino tan implacable y cruel se vuelve a cobrar una nueva víctima. ¿Por qué coño no se dedican fondos a erradicar esta plaga y sí a tonterías varias? Continuar con esta necrológica sin enviar todo mi apoyo y cariño a Azagra, su alumno, su pupilo es un deber ineludible, una obligación personal. Porque, amigo Carlos, yo nunca vi a Labordeta como un profesor, y sí como un Maestro, el tuyo. En este mundo tan podrío y sin ética, donde la originalidad es un valor extinto, prohibido y condenado, Labordeta era un librepensador, de esos tan añorados y necesarios, y que tanto miedo dan a quién no quiere escuchar la Verdad. El Abuelo nos ha dejado, pero sus enseñanzas quedan para que sigamos aprendiendo de las mismas. Descanse en Paz. Que la tierra le sea leve.

jueves, 16 de septiembre de 2010

Los clásicos de Grecia y Roma


Apenas han transcurrido un par de días desde que recibí por mensajería el paquete correspondiente a la colección Los Clásicos de Grecia y Roma, de la Biblioteca Gredos, los cuales llevo analizando desde ese momento. Si bien todavía no he comenzado su lectura por falta de tiempo y dilemas por saber cuál debe ser el primer volumen que debo leer, me he quedado maravillado por la encuadernación, su presentación y lujo, haciendo que se convierta en una obra imprescindible en cualquier biblioteca que se precie, ya sea pública, privada o particular. Prologado y presentado por el Profesor Carlos García Gual, al cual tuve el placer y el honor de conocer las navidades pasadas, el coleccionable está compuesto de obras esenciales como la Ilíada y la Odisea de Homero, las Fábulas de Esopo o las Tragedias de Esquilo y Sófocles, en forma de entrega semanal al precio de 9,95 euros. Asimismo, a través de la página http://www.rbacoleccionables.com/gredosclasicosgreciayroma/presentacion/, tenemos la opción de suscribirnos y recibir una oferta exclusiva.
Personalmente, cuento las horas para comenzar el conocimiento de esta literatura imprescindible y obligatoria en la mayoría de planes de estudio, pues tener estos libros en las manos produce una inenarrable sensación de placer, que supongo será superada por el goce de su lectura.

martes, 14 de septiembre de 2010

Estreno de Los Pilares de la Tierra

Me quedo sorprendido gratamente por el arranque de la serie de televisión basada en el best seller de Ken Follet. Con una narrativa trepidante, literaria si cabe, se desarrolla el principio de la novela. Como no quiero desvelar nada, diré que muchos personajes se asemejan físicamente a los del libro, y según qué pasajes son idénticos a los que recordaba, pues han pasado varios años desde que me volví adicto a su lectura, y pasaba las noches en blanco leyendo un poquito más antes de acostarme, lo cual significaba que eran las 3 de la madrugada el momento de retirarme a dormir. Nunca me cansaré de agradecer a mi querido amigo Jesús que me lo recomendase, aunque ya sabe cuánto he criticado su otra recomendación, El Código da Vinci.
Durante las próximas semanas, disfrutaremos de un trabajo harto difícil de adaptar, por la longitud de la obra original, y que suponía todo un desafío en asuntos de producción. Como la serie no ha hecho más que comenzar, no puedo hacer un análisis en profundidad del conjunto, así que hoy sólo queda la reseña testimonial del primer episodio. Dentro de un par de meses, más y mejor, espero.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Reflexiones sobre Rocky Balboa


En esta ocasión quiero alejarme de la crítica de cine, para hablar de una historia emotiva, bella y que llega al corazón. La última entrega de la saga Rocky. Con una sensibilidad inusitada, vemos un reflejo del campeón, de aquel que lo ganaba todo, solo, sin su compañera, fallecida a causa de esa puta enfermedad llamada cáncer, y abandonado por su hijo. Humano, Rocky Balboa vive alejado del cuadrilátero y todo su entorno, aunque se ve obligado a volver exento de ganas, para pelear contra alguien muchísimo más joven. El planteamiento hace que resulte interesante el guión, escrito de forma directa, sin artificios ni retóricas. Durante mis vacaciones, regresando en el autobús, me comentaron que la película no era buena, ya que no había una pizca de acción en todo en todo el metraje, salvo la pelea final. No quise entrar en valoraciones con este hombre, que sólo cataloga una película de buena o mala en base a las tortas repartidas o los tiros pegados y no al mensaje que se transmite o la historia que se cuenta. Para mí, supuso una obra de arte, que si no es una obra maestra, llegó a mi vida en el momento que debió hacerlo, para así comprender mejor las motivaciones, sufrimientos y profundidad del personaje, totalmente definido y perfilado en esta última entrega, que es el perfecto broche a una saga mítica.

sábado, 11 de septiembre de 2010

Coherencia incoherente

Coherencia incoherente
al hablar y criticar acciones del resto
mientras son realizadas sin consciencia,
de forma consciente, sin escrúpulos
ni justificación alguna.
Coherencia incoherente
veo a diario en forma de dobles raseros,
dobles varas de medir una moralidad
cargada de hipocresía, mentira y mala fe.
Coherencia incoherente
me satura entre tanta normalidad
de sentimientos jugados, vilipendiados y escupidos.
Coherencia incoherente
siento cuando soy desplazado
por mi rareza, por mi personalidad.
sin saber que yo no quiero esa normalidad
de un millón de moscas comiendo mierda.
Coherencia incoherente
observo al descubrir que es la mayoría
la que es rara, y sólo unos pocos los considerados normales.

viernes, 10 de septiembre de 2010

Gárgolas


La incultura y desconocimiento que reinan en estos tiempos hacen que detalles tan nimios y tradicionales como los mensajes ocultos en las grandes construcciones sean tomados como graves ofensas. Algunos de ellos no están a la vista, y otros son tan obvios que y evidentes que pasan desapercibidos, porque, como me dijo en una ocasión Javier Sierra, la mejor forma de tener un secreto escondido es ponerlo a la vista de todo el mundo. Según este principio, y prestando un mínimo de atención, no es nada difícil encontrar mensajes y simbología de todo tipo en las catedrales. Por eso, no es de extrañar que podamos leer cualquier pasaje de cualquier libro sagrado o herético, si no topamos con deidades paganas o referencias a las mismas. La polémica ocasionada por la colocación de una gárgola con la leyenda Allahu Akbar y su traducción al francés(Dios es grande) no tiene razón de ser, pues no es más que un mensaje a las generaciones futuras y venideras. A quienes se quejan, critican y exigen la retirada o destrucción, convendría informarles de todo esto, aunque dudo mucho que su fanatismo les impida ver más allá. La verdad es que, desde mi punto de vista, tiene poca importancia este detalle en dicho templo, pues seguro estoy, que podremos encontrar dentro de sus muros, o a sus afueras, cantidad inmensa de referencias a tantos credos como personas, paganos, religiosos o de cualquier otro tipo, algo que espero comprobar en un próximo viaje a Francia.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Batallas históricas


Tras más de diez años coleccionando, pintando y jugando con miniaturas de fantasía y futuristas, no hace muchos días, me introduje en el también apasionante mundo del modelismo histórico y las recreaciones de batallas históricas, valga la redundancia. Tras investigar diferentes sistemas de juego, Impetus parece convencerme en su teoría, pues ya sabes, querido lector, querida lectora, que no juego mis miniaturas si no están adecuadamente pintadas. En principio, mi mente baraja recrear las contiendas de las Guerras Médicas y las de los galos contra los romanos, a la cabeza de Vercingetorix o cualquier otra que se le ocurra a quién desee enfrentarse o en los diferentes campeonatos, que supongo habrá, y sobre los cuales deseo ser informado. Espero y deseo un buen comienzo de este nuevo proyecto, pues no son pocas las ideas que tengo a la hora de desarrollar dioramas y como si en un bardo me hubiese transformado, narrar las hazañas de los héroes que comandaron tales gestas con una épica que sólo conocen y dominan dichos juglares, cuando mis tropas se enfrenten a las de otros adversarios, ya sea en partidas amistosas y campeonatos.

martes, 7 de septiembre de 2010

Manipulación, sentimientos y comida

El activismo animalista se está convirtiendo en un intolerante mantra que usa la manipulación para captar adeptos sin importar los medios utilizados. Me explico. A través de la manipulación de los sentimientos de las personas, hacen sentir culpable al resto de la sociedad por consumir manjares y delicatessen como el foie gras o cualquier otro tipo de paté de origen animal, pues es sabido que la gente, la gran masa, tiende a solidarizarse y sentir pena por el maltrato animal y no por las preocupaciones del prójimo. Esta actitud, irrespetuosa con la libertad de opción y elección, se convierte en una imposición por parte de ese sector activista que ha eliminado las carnes, pescados y derivados de su dieta básica, pues a través del chantaje emocional tratan de ganar adeptos de su causa, sin importarles nada más que no sea la misma, dando una imagen dictatorial tan repulsiva como vomitiva. Personalmente, ni soy vegetariano, ni vegano, pues adoro comer sin restricciones y disfrutar haciéndolo, porque afortunadamente desconozco qué significa pasar hambre, no como otras personas en los países en vías de desarrollo, los cuales no tienen tantos planteamientos éticos o morales a la hora de llevarse un trozo de comida a la boca, sin importar si es de origen animal, cómo ha sido tratado éste o no.