viernes, 22 de agosto de 2014

Portadas polémicas

Últimamente el universo de los tebeos está siendo objeto de polémicas de una manera o de otra. El último escándalo se ha originado por una ilustración del reconocidísimo autor Milo Manara, que le ha dado su toque personal a la nueva serie de Spiderwoman, con una portada tan personal como reconocible en lo que se refiere al estilo. Bajo mi punto de vista, el trabajo del dibujante erótico no merece el revuelo que se ha montado, ya que tiene otras obras mucho más sensuales que la que ha realizado para Marvel, pero hoy no quiero pronunciarme al respecto sobre el tema, puesto que quiero hablar de esa moral de doble filo que inunda la actual sociedad, que cada vez está más perdida entre las diferentes crisis que la azotan y su notable incultura, cada vez más presente. Al conocerse la ilustración que el genial Milo Manara ha realizado para Spiderwoman, los colectivos feministas se han echado las manos a la cabeza porque se muestra a la superheroína con una sensual pose, aunque no muestra nada de carne, salvo el rostro, cubierto por una máscara. Es decir, lo que llevan luciendo todos los superhéroes, sea del sexo y el género que sean, toda la vida. Nadie ha criticado los corsés de los uniformes de Emma Frost o Selene, las tiras del tanga de Vampirella o las felinas curvas de Tigra o Cheetah, que rozaban el desnudo integral de no ser por el CCA o las leyes contra el desnudo frontal, o los trabajos de Jim Lee para X-Men. Nadie se rasga las vestiduras con las ilustraciones de Luís Royo, que incluso sirven de perfiles femeninos en las diferentes redes sociales. A nadie se le ha ocurrido pensar en las varoniles formas de los trajes de los superhéroes varones de la década de 1980, que parecían estar pintados sobre sus cuerpos, porque, claro, como son hombres... En cambio, si es una mujer la que muestra su anatomía, sexismo al canto y denigración de la mujer. A lo que yo pregunto: ¿Acaso las fotos, que no ilustraciones o dibujos, de hombres en ropa interior o cubiertos por una toalla no son denigrantes para ellos? Me parece que se está dando un mensaje de hipocresía al mundo cuando se condena el desnudo femenino y se aplaude y fomenta el masculino. Porque tan válido es uno como otro.

lunes, 4 de agosto de 2014

Interesante actualidad

La variedad de noticias que la actualidad nos brinda, hacen que me plantee volver a escribir en el blog, puesto que todo lo que sucede en el mundo está siendo mucho más atractivo e interesante  a la hora de escribir la columna diaria, que desde octubre había dejado en stand by. Tanto los diferentes asuntos políticos y el trapicheo de los gobernantes a la hora de hacer su trabajo, ya sea mal o menos mal, como las diferentes idas de pelota del mundo del tebeo como la irrupción de autores independientes en el panorama editorial y la revolución que ello está suponiendo, hacen que recupere mi afición por sentarme a opinar de manera habitual y diaria, como antaño. No puedo prometer una actualización diaria, pues mis circunstancias actuales son totalmente diferentes a las de hace años, pero sí darle vidilla a mis primero pasos como escritor, antes de la publicación de mis dos libros.

jueves, 31 de octubre de 2013

La Lírica en tiempos de crisis



Buenas noches. Soy Gabriel, estoy aquí en el día de hoy a título personal. Quisiera agradecer en primer lugar a la Delegación de Juventud del Excmo. Ayuntamiento de Los Palacios y Villafranca la oportunidad que me brinda para poder decir estas palabras, a Hilario y Chuchi, del Múapelo por cedernos el bar para la realización de este acto, y a todas y cada una de la personas que estáis aquí por vuestra presencia.
Hoy no voy a hablar de mi libro, aunque parezca raro, ni voy a tratar de sacaros los diez euros que cuesta. No. Hoy no. Hoy, miércoles treinta de octubre de 2013, quiero hablaros de una cosa mucho más grave que nos está privando de lo más importante, las ilusiones, las ganas de vivir o incluso la felicidad.
Se habla mucho de los recortes en Sanidad, Educación, Cultura, y demás, pero esos recortes no son sólo económicos, sino mucho más profundos, más crueles y más innecesarios, porque se recorta en el Patrimonio Inmaterial de las personas, no sólo de los ciudadanos. 
Ante esta situación tan gravísima que vivimos a la que bautizaron como crisis y que yo siempre he considerado atentado terrorista y después guerra encubierta, la Lírica se presenta como un valor necesario que debemos fomentar y tratar de conservar a toda costa, porque es la base de un mundo mejor y el germen de la recuperación de unos valores olvidados, ya que quiero creer que no se han perdido. En estos momentos en los cuales la población está hundida en la miseria más absoluta, se hace necesaria la presencia del Arte, la Literatura, la Creación y la Creatividad. Debemos invocar a las Musas, aterrorizadas por el miedo colectivo a perder lo poco que va quedando ante el materialismo más salvaje y sus apologistas, que sólo piensan en la acumulación de poder porque el dinero ya les es insuficiente.
Veréis, y permitidme el tuteo…
Siempre ha habido malos tiempos para la Lírica. Ya lo decía Golpes Bajos en su canción en el año 1982, como hemos escuchado antes de mi intervención, y mucho antes ya se quejaban nuestros ancestros de lo mismo. Y pasarán otros treinta años y seguirá existiendo una mala época para todo lo que suponga el desarrollo intelectual de las personas. A los poderosos no les interesa que la gente, la gran masa, piense o se plantee las cosas. Ellos quieren tener a la Sociedad aborregada y a su merced, y por eso tratan de eliminar todo rastro de las Humanidades, no sólo del sistema educativo, sino de la mente de las personas, de los individuos, porque así sólo serán obedientes y no cuestionarán. No tendrán pensamiento crítico y será más fácil manipularles y hacerles creer todo tipo de mentiras, perfectamente diseñadas para hacer creer lo que ellos quieran.
Por eso, en estos momentos, se hace tan necesaria la reivindicación de la Lírica, de la Fantasía, de todo aquello que nos haga ser partícipes de un mundo mejor, más justo, más solidarios. En estos momentos de agitación, de incertidumbre y de pobreza, no sólo económica, debemos recuperar todo esto que nos enriquece. Es necesario volver a darle importancia a las Humanidades. Ahora más que nunca necesitamos de la Arquitectura, la Danza, la Escultura, la Música, la Pintura, la Poesía (y Literatura en general), porque no debemos permitir que sólo el dinero sea el único valor que inunde y domine toda nuestra motivación.
¿Y qué podemos hacer cuando nos falta el dinero para llenar el frigorífico o alimentar a nuestros hijos? Ayer, mientras escribía esta conferencia, un buen amigo me decía que  podían darle por el saco a la Lírica cuando no había para comer. Pocas veces me he posicionado tan en contra en la opinión de alguien, pero ayer le expliqué que podemos hacer muchísimas cosas sin pensar sólo en lo que nos cuesta o el dinero que vamos a percibir. Es cierto que quienes vivimos de la Lírica tenemos derecho a ser retribuidos por nuestro trabajo, pero también es verdad que tenemos la obligación de hacer que ésta no se pierda, que perdure a lo largo del tiempo. Todos y cada uno de nosotros tenemos una responsabilidad para con la Lírica, no sólo los creadores. Y todos y cada uno de nosotros podemos hacer que el materialismo que nos rodea no la entierre.
 Me explico: Es fácil leer un libro, prestarlo, regalarlo, ir a las diferentes bibliotecas y compartir lo que tenemos. Y quien habla de lectura, también puede hablar también de pintura, de escultura, de arquitectura, de creación literaria, fotografía, cine o tebeo. Podemos acudir a exposiciones en galerías de Arte o Museos, deleitarnos con la obra de los diferentes artistas, vuelvo a insistir, conocidos o no. Para mí, uno de los mayores placeres que conozco, es visitar el Museo de Bellas Artes y mostrar a alguien, que lo desconoce, un efecto tridimensional en un cuadro, que te transporta al interior del mismo. A través de este simple ritual, se logra que se sepa apreciar una magnífica pintura. Y esto, no cuesta absolutamente nada, pues no estamos hablando de un viaje a Sevilla, Madrid o Hamburgo, sino de un instante compartido. Algo que puedes realizar tú mismo sin más recursos que el conocimiento que dentro de ti tienes y compartes con el resto. Podemos salvar la Lírica compartiendo nuestro conocimiento, aprendiendo del resto. ¿Cuántos paseos damos por el Pueblo sin apreciar su arquitectura? A mí me encanta la casa que hay al lado de la Mercería, y no tenemos que irnos muy lejos, este rincón u observar des de La Atalayuela las calles. ¿Y qué precio tiene eso? Ninguno. Estas acciones tan sencillas como humildes están al alcance de cualquiera, sin importar si hay en su cartera un euro o un millón.
Cualquiera de nosotros puede coger de la mano a su hijo, su sobrino o su nieto y mostrarle la grandeza de la Lírica. Cualquiera de nosotros es capaz de tomar entre sus brazos a un niño y explicarle un tebeo o un cuento para que aprecie las imágenes que tiene y comience a entender ese apasionante mundo que es la Lectura. Sólo haciendo que los niños lean antes de saber leer lograremos que se interesen por el contenido de los libros, los tebeos, los cuentos.
Ahora es el momento de educar y enseñar, de recuperar la tradición oral, de encontrarnos con los trovadores que nos recitan poemas, cantan canciones o los músicos que nos deleitan con sus instrumentos. Ahora debemos darle el valor que durante mucho tiempo hemos confundido con precio a todo aquello que se llamaba Arte.
En estos duros instantes de oscuridad se antoja necesaria la luz de la Cultura, de la Lírica, de la Creación y la Fantasía, pues la cruda realidad está demasiado presente en nuestra vida, y no nos deja ver más allá de los problemas diarios y habituales, ocultando cualquier solución a los mismos.

martes, 22 de octubre de 2013

Provincianismo español

Que este Gobierno de chupópteros, corruptos, mangantes y chorizos está destrozando España en comandita con sus colegas de la oposición es una verdad tan absoluta que la gente, independientemente de su ideología política, está de acuerdo con esta afirmación. Tanto desde el partido que está en el poder como los de la bancada contraria, están convirtiendo a España en añicos, para así poder venderla como un solar devaluado al mejor postor, sin importar que sea el FMI, el GATT, el Santander o su putísima madre si hiciera falta. No sólo se cargan la Sanidad, la Educación, las Pensiones, el Empleo, la Cultura u otros miles de derechos o servicios, sino que se destruyen a los ciudadanos como personas, ya que nos dejan sin valores ni ilusiones, lejos de esa felicidad que debería ser un derecho constitucional inalienable e irrenunciable. La sociedad está cada vez más cargada de incultura y analfabetismo, y no se debe sólo a los recortes, sino a la falta de interés por evitar que sea así. Cualquier cosa relacionada con el desarrollo cultural o educativo está mal visto y condenado al ostracismo, como por ejemplo los idiomas. La que se está montando por el aprendizaje del catalán y su uso político clama al cielo. ¿Por qué debe existir una imposición para hablar en un idioma u otro? ¿Acaso no tenemos derecho a conocer y saber los orígenes de nuestros vecinos? ¿Qué más da si vivimos en Andalucia, Cataluña, El País Vasco o Valencia? Se hace apología de un patriotismo de pacotilla asociado a los partidos políticos que está muy lejos del amor a la Patria, la tierra que nos ve nacer. España ha dejado de ser un país con comunidades autónomas para convertirse en un estado de 52 provincias y no sé cuántos miles de pueblos que no tienen interés en conocerse mutuamente y sí en desprestigiar al vecino para demostrar que son los mejores. Y como la gente no se puede permitir según qué cosas, no viajan ni conocen otras culturas, que no sólo varían de una comunidad a otra, sino de una provincia a otra o incluso si apuramos más, de un pueblo a otro, algo que hace que la mente deje de expandirse y se cierre, el caldo de cultivo perfecto para el racismo y la xenofobia. La excusa perfecta para empezar la dominación del Pueblo. Hace años, y durante la Segunda República y en la guerra civil se hablaba de las Dos Españas. Hoy por hoy deberíamos hablar de las miles de Españas y hacer algo por recuperar aquello que nos unió, porque es intolerable que por llevar una camiseta de un lugar que has visitado, te insulten pensando que hace referencia a un equipo de fútbol X o que es mejor quemar cualquier referencia a otra provincia por su interés independentista.

viernes, 6 de septiembre de 2013

Un retorno no deseado

Hoy es un día negro para mi pueblo, Los Palacios y Villafranca, pues su archivo histórico ha ardido pasto de las llamas en lo que puede haber sido un incendio provocado. De demostrarse que ha sido así, el autor no ha tenido en cuenta que lo destruido hoy es irrecuperable y se trata de nuestra Historia más reciente, así, con mayúscula y de algo más que un acto vandálico o una gamberrada. El incendio de hoy ha sido un insulto a nuestro Pueblo, a nuestra legado y aquello que dejaremos a nuestros descendientes. Se ha rumoreado mucho y se ha acusado a alguien en concreto, pero no voy a dejar hablar a mi enfado en estos momentos ni caer en el lenguaje soez de la ordinariez, aunque es lo que me apetece ahora.  Me pregunto qué puede llevar a alguien a destruir documentos con más de trescientos años de antigüedad y después darse golpes en el pecho diciendo que ama al pueblo que lo ha visto nacer. Me pregunto quién está detrás de este hecho tan deleznable como deplorable. Ojalá se encuentre pronto al culpable, y sobre todo a quien ha ordenado tal salvajada, pues no se merecen hablar con orgullo de su pueblo, ya que han demostrado que es más importante destruir documentos de toda índole que mantener viva la Cultura y la Historia de nuestro Pueblo, Los Palacios y Villafranca.

viernes, 24 de mayo de 2013

Tres mujeres asesinadas en el mismo día

Me vuelvo a sentar tras mucho tiempo para escribir sobre violencia de género o terrorismo machista. Vuelvo a preguntarme qué pasa por la cabeza de esos hijos de puta que van de hombres porque tienen genitales masculinos y no son más que despojo humano y tienen que pagar sus frustraciones con la persona que comparte su vida.  A uno de esos energúmenos poco le ha importado dejar a un bebé sin el calor de su madre. La ha matado y ya está, con tan sólo veintiséis años. Estoy más que indignado, harto y muy enfadado porque veo que nada cambia, que no importa si tienes cuarenta y siete, treinta y ocho o veintiséis. Llega un tío que te seduce, te promete el oro y el moro y te engatusa con palabrería bonita hasta que te muestra su verdadera cara y te estampa contra la pared del primer bofetón, ese que perdonas  pero que has de denunciar llamando al 016 y se vuelve tan habitual que crees que eso es amor. NO. Eso no es amor. El amor es dar y recibir, y compartir. Respetarte y respetar a la persona que comparte contigo su vida, que trata de hacerte sentir tan especial como eres, tan hermosa, tan linda, tan sexy, sin importar tu físico, que te valora por lo que eres, no por lo que aparentas. Tú no eres propiedad de nadie, y menos de un hombre. Haz el favor de no ceder a chantajes emocionales, ni perdonar la primera hostia, y menos con la excusa del mal día. Una mujer no se merece ser vapuleada por estos aspirantes a imitadores de hombres. Una mujer se merece mucho más que eso. Pena que no sepa verlo en más de una ocasión.

miércoles, 15 de mayo de 2013

A un político cualquiera

Me dirijo a ti, político del partido que seas, sin importar que te llames Rajoy, Rubalcaba, Lara, Díez, Griñán, Valderas o García, o si estás colocado a dedo en un cargo sin sufrir los recortes que tus compañeros, funcionarios de carrera sí están sufriendo. Me dirijo a ti como bulto que es incapaz de estar presente en el Parlamento o cobrando dietas por desplazamiento aunque viva tres calles más arriba de la Carrera de San Jerónimo. Te hablo a ti, Señoría o Señor Don Usted, que te crees que eso de la crisis no va contigo y que te pules el dinero de los demás, de la Sanidad, la Educación o la Cultura en gilipolleces como estudios sobre la cosa más absurda que se te antoje en el lugar más recóndito del mundo, y dentro de nada del Universo. Me dirijo a quien frena la iniciativa emprendedora y apoya los proyectos del hijo del fulano del amante del secretario del técnico que atiende las llamadas de la subdelegación perteneciente a la demarcación territorial del barrio con sede en el polígono más alejado de la ciudad que está pidiendo la independencia del resto de España. Me dirijo a ese incompetente que está cargado de envidia y ganas de joder al resto de los demás porque no sabe hacer la o con un canuto ni tiene interés en hacerlo porque desconoce qué es y para qué se utiliza, y de ser así, tiene cincuenta asesores que han sido asesorados por otros trecientos que no se ponen de acuerdo si es una cosa u otra. ¿Cuándo vas a escuchar el sentir del pueblo? ¿Cuándo te vas a parar con uno de esos jóvenes y no tan jóvenes que se ven obligados a irse lejos de su hogar para trabajar en lo que sea por muy preparados que estén? ¿Cuándo vas a ver o notar los estragos de los recortes en la Sanidad o Enseñanza Públicas? ¿Cuándo vas a dejar de pensar en lamerle los apéndices a los poderosos y hacer leyes que los protejan, mientras la gente de a pie ve cómo pierde sus hogares, la vida, sus ilusiones o la felicidad por culpa de unos desalmados? ¿Cuándo vas a actuar, incompetente con suerte y falto de vergüenza en favor de aquellos que te han votado o van a contarte los problemas que tienen en busca de soluciones?

martes, 23 de abril de 2013

La soledad del escritor

Elijo el día de hoy para hacer un alto en el camino y reflexionar sobre el oficio de escritor, con todo lo que ello conlleva. Esta profesión, a la vez que apasionante es dura, puesto que todavía se considera una afición y no un trabajo como otro cualquiera, sobre todo por los pocos beneficios económicos que da cuando se es inédito y se comienza alejado de las modas mediáticas. Se cree que todo juntaletras, al igual que cualquier tipo de creativo nada en abundancia y usa los billetes de 500 euros como papel higiénico o de fumar, cuando estamos alejados de esa realidad, ya que a menudo somos vilipendiados por esa industria que sin nosotros estaría condenada a la ruina y el fracaso. A los escritores se nos suele decir que se nos hace un favor publicando nuestras obras o cualquier artículo, y que es un honor que nuestro trabajo salga en tal revista o cual magazine, argumento que aprovechan para evitar el pago por dicho trabajo.¿Acaso el honor paga la hipoteca, las facturas o te da de comer? Si a eso le sumamos que dentro del gremio está mal visto reconocer abiertamente que se escribe por dinero, tenemos una serie de catastróficas desdichas que hacen que no podamos ganarnos el pan con nuestro trabajo. A menudo debo soportar que amigos, familiares y personas allegadas me inviten a compaginar las letras con otro trabajo porque el sueldo es insuficiente. ¿Por qué a nadie se le ocurre decirle lo mismo a otro tipo de profesionales, sobre todo si son negocios propios? ¿Tan es fácil sentarse delante de un ordenador a redactar, corregir y maquetar en el caso de que se opte por la autoedición? Creo que no. Hay muchas lágrimas tras la creación de un texto, y muchas dudas a la hora de querer verlo publicado, de si se venderá bien o a veces si merece la pena continuar este duro trabajo tan desagradecido, poco valorado y mal pagado. La tentación de arrojar la toalla y dedicarte a algo normal es demasiado tentadora, sobre todo cuando ves es el monedero, sólo hay unos céntimos y las dudas para saber cómo afrontar los pagos de las facturas que se acumulan. Por otra parte está esa soledad que te acompaña junto a la incomprensión de muchos que te preguntan ¿escritor de qué?. ¡Como si tuvieses que estar especializado en un tema! A ver, yo escribo novelas de ciencia ficción, del oeste, de zombies o de mujeres en tanga rosa si está de moda y me lo pagan bien, amén de mi columna diaria en mi blog. Creo que la sociedad debería tener en cuenta que la Literatura es una profesión como otra cualquiera y respetar a los que nos dedicamos a ella, pues es demasiado habitual confundir a aquellos que quieren tener su libro porque plantaron el árbol y tuvieron el niño con los que, aunque estemos mal pagados, somos profesionales de un trabajo tan duro como es ser escritor.

jueves, 28 de marzo de 2013

El terrorismo de la lucha contra los desahucios

Con estupor, asombro y vergüenza ajena veo cómo los diputados Partido Popular quiere desacreditar a aquellas personas que están tratando de enfrentarse a su pasividad ante los abusos de la banca y los propietarios del Dinero, que les ordenan que destruyan a la sociedad en esta guerra encubierta que ayer denunciábamos. Se quejan de que tienen hijos y éstos están asustados. ¡Como si los de los desahuciados no tuviesen miedo o sus huérfanos no sufriesen debido a los suicidios provocados por unos políticos corruptos que sólo piensan en acumular años en la poltrona para después salir con pensiones vitalicias y cargos en empresas híbridas desde donde seguir robando a la ciudadanía. Si, querido lector, ROBANDO. Aquí hay que llamar a las cosas por su nombre y perder el miedo al que nos tienen sometidos, a esa indefensión inducida de la que hablaré en otro instante. El hecho de acusar a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de estar en el entorno abertzale o de la ETA es lo más ruin que se puede decir sobre una persona que lucha por mantener el techo de sus hijos. En este conflicto económico y financiero no podemos ni debemos quedarnos en casita viéndolas venir. Hay que salir a la calle a defender lo nuestro, nuestras ilusiones, porque aquí está perdiendo su hogar, algo más que su casa un sinfín de personas, sin importar que sean simpatizantes, militantes o votantes del PP, PSOE, IU o el PGB. El banco no pide el carné de afiliación política para embargarles ese hogar por el que se llevaron tantos años luchando. os desahucia y punto. El banco sólo quiere dinero y si no lo tiene, reclama lo que no se ha podido pagar. Recordemos las reglas del Monopoly, que no son más que un reflejo del sistema capitalista, ese que se empeñan en rescatar, pese a que se ha demostrado que no funciona.Creo que es totalmente lícito el escrache, porque así los políticos se enteran del sentir de la calle, algo que han olvidado al quedarse encerrados en sus despachos de la Diputación, el Congreso, el Parlamento o cualquier Ayuntamiento, aunque pediría que no se limitase sólo a los de un grupo político, porque aquí el enemigo es la banca y sus lacayos, los representantes que bailan al son de las canciones que dictan los que están en la sombra, y que no quieren dar la cara, aunque la gente ya los va descubriendo.

miércoles, 27 de marzo de 2013

Guerra sin bombas

Consciente de la importancia de la opinión crítica e irreverente y a pesar de mi hastío por  la situación de la actualidad mundial, creo necesario que vuelva a opinar sobre lo que se está cociendo en nuestro alrededor. Siempre me he negado a definir esta crisis como tal, diciendo que esto es un atentado terrorista en toda regla, mucho más salvaje que los del IRA o la ETA. No obstante, y tras mucho analizar, reflexionar y observar en silencio, no tengo la menor duda de que si bien no estamos siendo bombardeados o los militares están en la calle pegando tiros, lo que está sucediendo en estos momentos en una guerra. La Terecera Guerra Mundial o la Segunda Guerra Civil Española, poco importa, tanto da. Pero sí es una guerra encubierta de la cual va a ser muy difícil que salgamos sin unión ni valores. Empezaremos a hacer parelismos.
En un conflicto armado, la gente pierde sus casas porque los bombardeos las destruyen. Hoy la gente es desahuciada. ¿Qué hacen los representantes por evitar esto? Nada.
¿Acaso los suicidios de las personas que han sido desahuciadas no son comparables con las víctimas inocentes y civiles de una contienda?
Durante las hostilidades, la industria sufre ataques y destrucción masiva a través del impacto de los proyectiles de mayor tamaño o los diferentes saqueos, mientras la clase política se refugia en búnkeres y juega a los muñequitos para ganar posiciones y conquistar los territorios enemigos.
Continuemos con la generación de pobreza, la cual es equiparable a la quema de propiedades, unida a las subidas de precio de productos básicos y caída de los sueldos. El famoso sacrificio por un bien mejor y la patria.
Una guerra no sería tal si no se huyese del país atacado con las maletas llenas de dinero y dejando sus arcas vacías. ¿Cuántos escándalos de corrupción han saltado a la palestra, y cuántos hay que no conocemos? Que si el caso Bárcenas, Gürtell, Urdangarín, los ERE de Andalucía, el caso Campeón o las millonarísimas sumas que reciben los directivos de la Banca cuando son despedidos... Y sobre todo el hecho de desprestigiar la honradez. Toda persona honrada es considerada estúpida porque no ha metido la mano si ha tenido ocasión.
Los recortes en Sanidad y Educación son totalmente equiparables a los bombarderos abriendo sus panzas para dejar caer los proyectiles sobre hospitales y escuelas.
Vemos que en esta supuesta crisis los ricos cada vez tienen más y los pobres menos. ¿Quién está detrás de ésto? ¿El Club Bilderberg, los Illuminati o Goldman Sachs? Poco importa tanto da. El hecho es que nos quieren destruir e impedir que reconstruyamos, porque esta guerra no se libra en los campos de batalla. Es tan sutil que pasa desapercibida, y por lo tanto no se puede luchar en contra de ella, y mucho menos tener consciencia para reconstruir lo que desde la sombra se está destruyendo y a la vez creando. Es decir, se hace desaparecer la clase media y se acentúan las diferencias entre pobres y ricos.