sábado, 21 de marzo de 2009

Violencia indiscriminada

De piedra me he quedado con las imágenes del desalojo de la Universidad de Barcelona, al ver la brutalidad empleada por los Mossos de Esquadra contra todo el mundo, fuese agitador, estudiante, periodista o transeúnte. Imágenes que recordaban a los tiempos de la dictadura, cuando no existía el color y se hablaba de carreras delante de los grises, imágenes en blanco y negro. Todo por desalojar a unos estudiantes que protestaban en contra de un plan que consideran injusto. Y yo me pregunto ¿hasta cuándo deberemos soportar a políticos que, en nombre de la democracia y el bienestar del pueblo, nos dicen qué debemos pensar, comer, estudiar o consumir, sin preguntarnos realmente sobre nuestras necesidades? ¿Cuánto durarán estos recortes de la Libertad, mancillada por aquellos que piensan que la Democracia sólo está en las urnas y no en el pensamiento? No debemos dejarnos avasallar, ni soportar que niños de corta edad reciban porrazos provinientes de la Policía, como se han escuchado testimonios. No debemos tolerar que la prensa sea agredida, aún mostrando sus carnés profesionales. Debemos expresar nuestro profundo desacuerdo en esa mercantilización social que nos tratan de imponer por la fuerza en todos los aspectos de la vida. No todo es dinero. Y sobre todo, debemos exigir al Gobierno, un Gobierno que dice ser de izquierdas, que no cede ante las presiones de la Banca y los poderosos que detestan el bienestar social, a no ser que les estén untando bajo cuerda, ante lo cual me callo y me jodo, no sin exigir honradez y ética, algo que olvidan en cuanto se sientan en el sillón.

2 comentarios:

  1. Pronto será hora de exigir en serio todo eso. Muy pronto.

    ResponderEliminar
  2. Que sea prontito, dezaragoza, que sea prontito...

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante