martes, 19 de junio de 2012

Dineros públicos

El pintor hiperrealista Antonio López ha recibido el encargo de pintar un retrato del ex ministro Francisco Alvarez Cascos por el que cobrará la cantidad de ciento noventa mil euros que saldrán del erario público. A pesar de que la cantidad del presupuesto ofertado, es una minucia en la tarifa de este artista, ya que me consta que para empezar a hablar con él, debemos poseer un millón a invertir en su obra. Es cierto que no están las cosas para despilfarrar y gastar a tontas y a locas, pero esto no lo veo un despilfarro. Me da igual que sea Cascos, Aznar o el Duque del Santísimo Cristo, porque ese cuadro se va a quedar en el Congreso de los Diputados, podrá ser disfrutado por quienes vayan a verlo. No quedará relegado al cuarto de baño de cualquier pobre harto de pan y con aires de grandeza. En honor a la verdad, prefiero que se destine el dinero de mis impuestos en Arte que no en pagar los honorarios de ese combinado al que llaman la roja y cuyos mayores méritos son pegarle pataditas a un balón, ignorar a quienes les alienta cuando se acercan a saludaros o pedirles un autógrafo y creerse superiores al resto de la sociedad.

4 comentarios:

  1. Hay grandes gilipollas retratados por velázques y goya, y hoy disfrutamos de sus cuadros en los museos.

    Te doy la razón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo de grandes viene muy bien, SarnaGO...

      Eliminar
  2. Creo que por primera vez discrepo contigo, preferiría que hiciese un retrato de Casillas, no cae tan mal a tanta gente y resulta bastante más estético.
    Eva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A unas malas, querida Eva, ponemos a Casillas y a su parienta... s lo justo, ¿ o no? Jajaja

      Eliminar

Tu opinión es importante